Día Mundial del Alzheimer

Día Mundial del Alzheimer

En el Día Mundial del Alzheimer las acciones se focalizan en sensibilizar e informar para crear conciencia sobre la demencia.

Su causa es desconocida, suele manifestarse después de los 60 años y su frecuencia aumenta con la edad. Se evidencia con un deterioro progresivo de las funciones mentales superiores como la memoria, el lenguaje y la conducta, que con el tiempo produce una importante repercusión sobre la vida diaria de la persona que la padece, así como también en el ámbito familiar y la sociedad.

Si bien no hay tratamiento curativo, existen numerosas intervenciones que se pueden ofrecer para apoyar y mejorar la calidad de vida de las personas con demencia y sus cuidadores y familias, siempre desde un abordaje integral que incluye a varias disciplinas y especialidades.
Las personas que padecen esta enfermedad necesitan cuidados especiales, adaptados a sus necesidades. A medida que la enfermedad avanza puede ser necesaria mayor dedicación en el cuidado, prestando atención a situaciones que pongan en riesgo la vida del paciente y su familia. En todos los casos es fundamental tratar a las personas con respeto, valorar la historia y trayectoria personal, potenciar sus habilidades y realizar actividades que favorezcan la armonía y la seguridad.

  • Es importante que el lugar de las comidas tenga buena iluminación y sea agradable.
  • No se recomienda el televisor encendido ni celulares en la mesa.
  • Tratar que no haya discusiones y no contradecirlo.
  • Escuchar música que haya sido de su preferencia puede ser estimulante.
    Utilizar vajilla irrompible, cuchara y tenedor, evitar elementos cortantes
    Cortar los alimentos, si los toma con las manos no lo contradiga, ayúdelo, puede que deje de comer.
  • Si puede beber por si solo utilizar vasos que no sean de vidrio.
    Higiene personal:
  • Mantener una rutina
  • Simplifique la tarea lo más posible.
  • Si se resiste al baño, pruebe más tarde.
  • Permita que la persona se maneje sola el mayor tiempo posible.
  • Si en esta tarea tiene problema, busque ayuda.
  • Si se asusta, trate de calmarla tomándole la mano y hablando suavemente.

Es importante que el cuidador pueda tomar un descanso para recargar energía. Familia y amigos pueden ayudarlo.

Tanto para la prevención de este tipo de patologías, como para alcanzar una vida saludable es fundamental poner en práctica algunos hábitos durante todas las etapas de la vida:

  • Realizar actividad física con regularidad (caminatas, deportes, baile, uso de bicicleta, etc.).
  • Tener una alimentación balanceada.
  • Descansar adecuadamente.
  • Mantenerse activo mentalmente (aprender algo nuevo como un idioma, dibujo, pintura, mecánica, música, etc.).
  • Elegir actividades lúdicas (juegos de ingenio, ajedrez, sudoku, etc.).
  • Sostener los vínculos sociales (aún en pandemia es importante mantener la comunicación con amigos y familiares mediante llamadas telefónicas o video-llamadas).
  • Realizar controles de salud periódicos.
  • Actividad virtual.
Ir al contenido