Balnearios

Balneario Municipal Albino Cotro

Balneario Gustavo Fahler (ex Río Grande)

Balneario Valentina Brun de Duclot

Balneario Sandra Canale (ex Gatica)

El Balneario Municipal Albino Cotro fue el primer balneario de la ciudad de Neuquén, fundado el 5 de febrero de 1961. Está ubicado a pocas cuadras de la confluencia de los ríos Limay y Neuquén, en Linares 1900.

Lleva ese nombre en honor a quien fuera uno de los primeros empleados municipales de la capital. Albino Cotro fue el hombre que más conocía los recovecos de nuestras calles. Él participó del trazado urbano de la ciudad, en la apertura de calles y enripiado, en el tendido de la red de agua y en las obras para mitigar los efectos de las grandes crecidas del río. También, por supuesto fue parte de las cuadrillas que realizaron los trabajos de infraestructura en el balneario que hoy lleva su nombre.

Entre muchos otros hitos históricos vale destacar que en 1954 fue el encargado de trasladar el monolito fundacional para que se levantará en su lugar el monumento al General San Martín. Y en 1936, por orden del intendente Amaranto Suárez, fue quien derribó con un viejo tractor la tranquera de los ingleses que dividía a la ciudad en dos.

Es el balneario más visitado de la ciudad, está ubicado en Democracia 150. Se llega por Av. Olascoaga y por años fue conocido como Balneario Río Grande.

Desde 2018, por ordenanza, lleva el nombre Balneario Gustavo A. Fahler en reconocimiento al profesor de educación física, deportista, guardavidas y creador de la primera escuela de guardavidas de la ciudad.

Gustavo Fahler se radicó en nuestra ciudad en 1985 y desde entonces fue impulsor de la profesionalización del cuerpo de guardavidas de la ciudad. Vale destacar que por esos años las costas del Limay solo contaban con un grupo de bañeros voluntarios.

Él fue quien dictó los cursos profesionales durante varios años y con la primera promoción de guardavidas municipales se implementó el Operativo de Seguridad Balnearia en la temporada 1985/1986.

Fahler fue el responsable de la creación de la Escuela de Guardavidas y del mejoramiento y profesionalización de los cursos, haciendo acuerdos permanentes para capacitar a los aspirantes como radio operadores, en anatomía y fisiología, reanimación cardiopulmonar y otras habilidades.

El Balneario Valentina Brun de Duclot se inauguró en 2014, está ubicado en Futaleufú sur s/n, acceso Balsa Las Perlas, se divisa al costado del puente que une Neuquén con Las Perlas y tiene más de 800 metros de costa habilitada.

Lleva ese nombre gracias a una ordenanza municipal aprobada el mismo año de su creación que fundamentaba llamarlo así “en honor a quien fuera la primera propietaria de las tierras”.

Valentina Brun de Duclot fue la primera mujer en comprar estas tierras en el siglo XIX, aún no viviendo en la provincia. Luego en 1911 José Fava, un pionero de la zona, interesado por el potencial que tenían esas tierras le compró los lotes a la señora y así comenzó el desarrollo y crecimiento poblacional en la zona, hasta convertirse en lo que hoy ¡tanto disfrutamos!

Este balneario que fue comúnmente llamado Gatica, por estar ubicado al 3000 de esa calle, fue bautizado en 1995 con el nombre Balneario Sandra Canale.

Ese año el ejecutivo municipal puso en vigencia la ordenanza que establecía darle el nombre de la primera mujer guardavidas de Neuquén, Sandra Canale, convirtiéndose en uno de los balnearios más familiares y concurridos de la ciudad.

Sandra Canale, además de ser guardavidas fue profesora de educación física y una gran deportista. De gran vocación por las tareas comunitarias, la vida al aire libre y los deportes, supo transmitir grandes enseñanzas y proteger la vida de sus pares en este balneario.