Cuidados en verano

4 de febrero de 2021

Cuidados en verano

  • Evitar la exposición entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • Al estar en horas de mayor exposición utiliza lugares con sombra o utilizar sombrilla.
  • Usar protector solar con factor alto y renovar su aplicación cada 2 horas.
  • Cuidar con mayor protección a los bebés menores de 1 año.
  • Al realizar actividad física, hacerlo en las horas de menos calor, usar ropa holgada, liviana, de colores claros.
  • Cubrir la cabeza con un gorro, gorra o pañuelo.
  • Llevar siempre una botella de agua para mantenerte hidratado.
  • No esperes a tener sed. Tomá abundante agua antes, durante y después del ejercicio.
Golpe de Calor

El golpe de calor es definido como el aumento de la temperatura corporal (por encima de 39,4 a 41º C) por una exposición prolongada al sol o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación, con la consecuente pérdida de agua y sales esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

En esta situación se dificulta regular su temperatura corporal y se produce una situación de desajuste térmico que induce daño en los tejidos por lo que se requiere atención médica inmediata.

¿Cuáles son sus síntomas?
  • Temperatura corporal mayor a 39º C (medida en la axila)
  • Sudoración excesiva y posterior falta de sudoración
  • Piel seca y enrojecida
  • Ritmo cardíaco y pulso acelerado
  • Agotamiento, cansancio o debilidad
  • Mareos o desmayo, confusión, dificultad para comprender o articular el habla, alucinaciones y/o pérdida del conocimiento
  • Dolor de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
  • Dolores de cabeza (sensación de latido u opresión) o convulsiones
  • Falta de aire y problemas para respirar

Es imprescindible estar alerta ante algunos de los síntomas mencionados y consultar de inmediato al médico.

Primeros auxilios:

  • Ingerir líquidos para reponer agua y sales, no deben emplearse bebidas alcohólicas ni café.
  • Aplicar toalla húmeda o bien sumergirse en una bañera con agua fresca para disminuir su temperatura
  • Recostarse con los pies elevados levemente, con ropas livianas y en un ambiente fresco y ventilado, o bien con aire acondicionado
Ir al contenido